En este momento estás viendo Qué puede hacer cuando llega el fallecimiento

Qué puede hacer cuando llega el fallecimiento

El duelo anticipado o anticipatorio se expresa cuando una pérdida se percibe como inevitable. En este caso, el duelo no comienza en el momento de la muerte, sino bastante antes, generalmente en el momento de hacerse el diagnóstico y emitirse el pronóstico de incurabilidad.

Los objetivos principales en esta fase final de la vida son facilitar la despedida y el proceso de adaptación y prevenir un duelo complicado.

En los momentos que rodean a la muerte debe tener en cuenta:

  • Estar presente cuando fallece. Es importante que la familia más cercana esté avisada con cierta antelación de la proximidad de la muerte, cuando esto sea posible, para que esté presente y acompañe en estos últimos momentos de su familiar.
  • Preparar y despedirse del cadáver.
  • Permitir el desahogo emocional y favorecer la despedida.
  • Comentar los últimos momentos. Este relato, así como la visión del cadáver, la asistencia a los funerales, facilitan el reconocimiento de la realidad de la perdida.
  • Orientación legal. Avisar a la funeraria, certificados de defunción, seguros, etc. Es recomendable tener este aspecto resuelto antes del fallecimiento, ya que en esos momentos es más más duro iniciar esas gestiones.

En los primeros momentos tras la muerte, tómese su tiempo para despedirse de su ser querido antes de llamar a los servicios sanitarios y funerarios. Tener información del proceso y los servicios funerarios de forma previa le ayudará en la toma de decisiones en un momento tan complicado.

Si lo desea, pase unos minutos a solas con la persona fallecida.

Este momento puede generar nerviosismo, pero intente mantener la calma y avisar a algún familiar o amigo. Mientras se despide, estas otras personas pueden ocuparse de llamar al médico (si el fallecimiento ocurre en casa) que tendrá que certificar la defunción y, también a la funeraria (como hemos indicado, es aconsejable tener los trámites encaminados antes del fallecimiento para evitar tomar decisiones precipitadas en un momento con tanta sobrecarga emocional). Tenga a mano el DNI del fallecido, ya que se lo van a pedir, y algún informe médico reciente.

Información relativa a trámites:

 Los trámites se desarrollan de forma diferente dependiendo del lugar en el que se haya producido el fallecimiento:

En un centro hospitalario, residencia de mayores o similar: el centro se encarga de que una médica o un médico certifique la defunción. Para ello necesitará el DNI de la persona fallecida. Posteriormente hay que contactar con la funeraria, que iniciará los trámites y se encargará de comunicar la defunción y realizará los trámites oportunos ante el Registro Civil.En el domicilio: los familiares tienen que avisar al médico/a de referencia o al 112, que enviará a un profesional para certificar la defunción. Para ello se necesita un impreso que suele facilitar la funeraria. Esta última iniciará los trámites y se encargará de comunicar la defunción y realizará los trámites oportunos ante el Registro Civil.

Es muy importante consultar con los profesionales todas las dudas que puedan surgir, ya que son momentos de mucha sobrecarga y que implican gran responsabilidad y cuanto más clara sea la información, más le facilitará llevar a cabo todas las tareas que implican.

Consulte la guía de final de vida.

Puede consultarnos cualquier duda a través del siguiente formulario de contacto:

    Deja una respuesta

    5 × cinco =